El funcionamiento del turbo

Funcionamiento del turbo

La función de un turbo básicamente es lograr que entre mayor mezcla de aire (en caso de inyección) o de mezcla (en caso de carburador) en el cilindro, cuando la válvula de admisión se encuentra abierta, forzando la entrada en el cilindro. Lo habitual es que un motor sea atmosférico, es decir, que la entrada de aire se produzca por la propia aspiración del pistón.

Funcionamiento
La misión principal del turbo es comprimir el aire antes de introducirlo por lo que se aumenta la masa de aire admitida para un mismo volumen. Lógicamente al aumenta la cantidad de aire aumentamos la de combustible por ello conseguimos mayor potencia.

Antiguamente el turbo era arrastrado por la correa de la distribución restándole potencia al vehículo. Hoy en día, se aprovechan la salida de los gases de escape que salen a gran velocidad para hacer girar a la turbina (a). En el otro extremo del eje (ver dibujo) se encuentra el compresor centrífugo (b) que se encarga de elevar la presión en el conducto de admisión comprimiendo el aire ya filtrado.

turbo desmontadoSi aumentan las vueltas del motor, los gases de escape salen a mayor velocidad y el turbo “sopla” más, siendo más efectivo. Es muy importante la válvula (2) que se encarga de limitar la presión. Cada vez es más frecuente utilizar un turbo variable (variación de los álabes de la turbina) para que sea efectivo tanto en rpm bajas como en altas.

El intercambiador de calor aire/aire (Intercooler) es como el radiador del agua y se encarga de disminuir la temperatura del aire de admisión para que su volumen sea menor y quepa más cantidad en el cilindro.

Si comparamos un motor con la misma potencia pero uno con turbo y otro atmosférico, el motor turboalimentado tiene un comportamiento diferente. Son coches con más agresividad y mejor respuesta a la aceleración, pero el inconveniente es el mayor sufrimiento de las partes mecánicas debido al incremento de temperatura.

Gracias al turbo las cilindradas de los coches cada vez son más pequeñas consiguiendo mejores potencias y menor consumo.

Actualmente el turbo está siendo muy utilizado, sobre todo en los motores diésel que junto a la tecnología “common rail” (rampa común de inyectores), están superando en ventas a los motores de gasolina.

Celso García

Otros artículos de la web

Locos del motor
Autor: Locos del motor Administrador del sitio web www.locosdelmotor.com