Análisis técnico del motor del Hyundai Veloster Turbo

El Hyundai Veloster esta dando que hablar con su formato asimétrico. Si lo vemos desde el lado izquierdo parece ser un perfecto 3 puertas, pero si lo vemos desde el lado derecho tiene puerta trasera para la evacuación o carga de pasajeros en la zona trasera.

Este vídeo explica al detalle toda la tecnología que esconde el motor del Hyundai Veloster Turbo, denominado técnicamente Gamma 1.6L Turbo GDi. Se trata de un vanguardista propulsor que hace del downsizing su mayor exponente. Partiendo de la variante atmosférica que equipan modelos como el ix35, se le añade un turbo twin scroll para aumentar el rendimiento mediante el aprovechamiento de los gases de escape.

En los departamentos de desarrollo y tecnología de motor de Hyundai partieron de la premisa de que un colector de escape normal, en el que todos los cilindros están conectados, existen pérdidas de presión porque parte de los gases de escape son reaspirados por el motor, debido al retraso del cierre de las válvulas.

Con este sistema desarrollado para el Turbo GDi, se separa al cilindro que suministra presión en el colector, del que reabsorbe los gases de escape. Y los que salen a altas temperatura del turbocompresor son enfriados en un intercooler. El aire frío es más denso y mejora el rendimiento del motor, así como su eficiencia.

Por lo que se refiere a la optimización del sistema de la distribución variable de válvulas, controlada electrónicamente, adapta en cada momento el alzado de las mismas, dependiendo de la exigencia requerida por el motor en cada momento. Además, la inyección directa permite introducir la cantidad exacta de combustible, mejorando así la eficiencia sustancialmente.

Todos estos avances otorgan al motor Gamma 1.6L Turbo GDi un rendimiento de 137 kW (186 CV) y 265 Nm de par. Montado en el Veloster consigue llevarlo hasta los 214 km/h de velocidad punta y acelerar de cero a 100 kilómetros por hora en 8,4 segundos. Y, lo más importante, obtiene tales prestaciones con un consumo de combustible que se queda en 6,9 litros cada 100 kilómetros y sus emisiones de C02 se reducen a 157 g/km.

Otros artículos de la web

Locos del motor
Autor: Locos del motor Administrador del sitio web www.locosdelmotor.com