Nuevos Mercedes-AMG C 63 y C 63 S

Mercedes lanzó el Mercedes C63 AMG en 2007 y posteriormente lo actualizó en 2011. Ahora presenta las nuevas versiones más potentes de la gama Clase C para principios de 2015, el Mercedes-AMG C 63 y el Mercedes-AMG C 63 S

Montarán motores de gasolina de 8 cilindros en V y 4.0 litros de cilindrada, sobrealimentados con 2 compresores, y de inyección directa.

El C63 será la variante de menos potencia con 476 CV entre 5500 y 6250 rpm y 650 Nm de par entre 1750 y 4500 rpm. La variante más potente será el C 63 S con 510 CV entre 5500 y 6250 rpm y con 50 Nm más de par entregados entre 1750 y 4500 rpm.

mercedes-amg-63-frontal-lateral

Analizando los datos oficiales, podemos ver que ambos modelos están limitados electrónicamente a 250 km/h de velocidad máxima. Aceleran de 0 a 100 km/h en 4,1 y 4,0 segundos respectivamente y tienen un consumo homologado de combustible de 8,2 litros a los 100 km en ambos casos.

Si comparamos con la versión anterior, los modelos 2015 mejoran lo que había, que por cierto ya era bastante bueno.  Reducen el consumo considerablemente y son más rápidos en lo que a aceleración se refiere.También mejoran a sus competidores como por ejemplo el BMW M3 o el Audi RS4 Avant.

La caja de cambios de ambas versiones es automática de siete velocidades. En lugar de un convertidor de par, tiene un embrague multidisco bañado en aceite. Puede manejarse de manera manual mediante unas levas de aluminio situadas detrás del aro del volante. El diferencial trasero es diferente en función de la versión: el C 63 tiene uno mecánico, mientras que el C 63 S tiene uno controlado electrónicamente. La tracción es siempre en las ruedas traseras.

Desde el mando AMG Dynamic Select se puede modificar el funcionamiento de la dirección, la respuesta del motor o la rapidez de los cambios de marcha. Hay cuatro modos de conducción predefinidos: C (Controlled Efficiency), I (individual), S (Sport) y S+ (Sport Plus). La versión C 63 S tiene, además, un modo adicional denominado RACE, que adapta su funcionamiento para un uso más deportivo.

mercedes-amg-c63-interior-habitaculo

En ambas versiones la suspensión AMG Ride Control viene de serie, con unos amortiguadores controlados electrónicamente y tres niveles de ajuste. Al igual que en el Mercedes-AMG GT S, la versión C 63 S tiene unos soportes activos del motor y de la caja de cambios que modifican su dureza en función del estilo de conducción y del estado de la carretera. Además, el control de estabilidad ESP tiene tres programas de funcionamiento: ESP ON (sistema activado), ESP SPORT Handlig (retrasa la intervención de este sistema) y ESP OFF (sistema desactivado).

La versión de 476 CV tiene unas llantas de aleación de 18 pulgadas de diámetro con unos neumáticos en medidas 245/40 en el eje delantero y 265/40 en el trasero. En la de 510 CV son de 19 pulgadas, con medidas 245/35 y 265/35, respectivamente.

Al igual que en el resto de versiones de la gama Clase C, puede tener diversos elementos de equipamiento relacionados con la ayuda a la conducción.

Durante los primeros meses será posible adquirir una versión especial, denominada «Edition 1», con un equipamiento específico. Sin duda, esta edición estará cotizada entre los «coleccionistas de supercoches» y los amantes de la exclusividad.

Adrián Osés, Locos del Motor.

Otros artículos de la web

Locos del motor
Autor: Locos del motor Administrador del sitio web www.locosdelmotor.com