Ferrari FXXK puertas abiertas

Ferrari FXX K, homologado sólo para circuitos

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

El Ferrari FXX K, es la evolución del LaFerrari y es, sin duda, un supercoche para multimillonarios con un precio estimado entre 1,5 y 2,5 millones de euros. Como el LaFerrari, también es híbrido y cuenta con 900 Nm de par. Un auténtica bestia.

Ferrari FXXK lateralSin embargo sorprende su imagen, todavía más radical y plagada de alerones. La razón es que el FXX K (la última letra hace referencia la sistema Kers que incorpora) ha nacido como un modelo libre de homologaciones o reglamentos de competición, pues a fecha de hoy ni siquiera Ferrari sabe si lo utilizará para algún tipo de competición. Lo que sí ha decidido la firma italiana es que durante los dos próximos años haya un programa de competición mono-marca en el que los afortunados clientes-probadores comprueben las bondades del coche, algo que también ocurrió con el anterior FXX (basado en el Ferrari Enzo).

Ferrari FXXK traseraEl propulsor del FXX K es un V12 6.2 similar al del LaFerrari, aunque se ha modificado el árbol e levas, incluye distribución mecánica en lugar de hidráulica, se han rediseñado los conductos de admisión y se le ha eliminado los silenciadores para que atrone a su paso. El rendimiento total es de 1.050 CV (860 CV por el motor de gasolina y 190 por el eléctrico), y la cifra de par supera los 900 Nm.

Ferrari FXXK interiorPara adaptarse a semejante potencial, el FXX K cuenta con un spoiler delantero de perfil gemelo y un splitter más grande y 30 mm más bajo que el LaFerrari. También se han rebajado otros 30 mm los bajos de todo el coche para aumentar la aceleración del flujo de aire, mientras que detrás incorpora un alerón móvil y una pequeña aleta vertical a cada lado. Como resultado de todo ello, el FXX K obtiene un empuje vertical de 540 kg cuando va a 200 km/h para garantizar la mejor estabilidad.

Ferrari FXXK perfilTambién con este fin incluye unos neumáticos lisos Pirelli, vigilados en este caso por unos sensores que ofrecen información sobre aceleración longitudinal, lateral y radial, además de temperatura y presión.

Por supuesto, no puede faltar en el FXX K el ya clásico ‘manettino’. En este caso permite controlar el Kers según cuatro modos: ‘Qualify’, para obtener el máximo rendimiento en un número limitado de vueltas; ‘Long Run’, para mejorar la constancia en el rendimiento; ‘Manual Boost’, que permite la entrega instantánea de todo el par motor; y ‘Fast Charge’, para que las baterías se recarguen con mayor rapidez.

Además, el ‘manettino’ también permite elegir el nivel de intervención del diferencial electrónico, actuar sobre el control de tracción y modificar el control de ángulo de deslizamiento (Racing SSC).

Los propietarios de este juguete”, sólo podrá conducirlo en circuito!

Adrián Osés, Locos del Motor.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Otros artículos de la web

Locos del motor
Autor: Locos del motor Administrador del sitio web www.locosdelmotor.com