Vuelta al mundo en un Ford Model T de 100 años

Dar la vuelta al mundo es un gran reto que pocos pueden contar han completado con éxito, y menos en coches antiguos.

Ford Model T de 100 años 1Pero si hablamos de un vehículo fabricado en el año 1915, los números todavía son más bajos. Hoy os mostramos la historia de un matrimonio holandés que recorre el mundo con su Ford Model T de 100 años de antigüedad.

Dirk y Trudy Regter compraron su Model T en 1997 y comenzaron su viaje en el año 2012. La pareja de jubilados ya ha recorrido más de 80.000 kilómetros visitando lugares y promocionando proyectos de una Organización para ayuda de los niños.

La primera gran etapa de los holandeses, llevó a su Ford desde su casa en Edam (Holanda) hasta Ciudad del Cabo en Sudáfrica cubriendo casi 23.000 kilómetros a lo largo de Europa y del continente africano, de Norte a Sur. El viaje duró 180 días y lo llevaron a cabo en 2012.

Ford Model T de 100 años 2Al año siguiente en 2013, la pareja condujo a través de Estados Unidos y Canadá durante otros 180 días y 27.000 kilómetros. 2014 les llevó a América del Sur durante otros 180 días y un total de 26.000 kilómetros.

La nota negativa de esta aventura ocurrió cuando el vehículo volvió a Europa y se vió envuelto en un accidente con un camión en carreteras belgas que les hizó detener sus planes, pero esperan estar de vuelta este año ya que tienen nuevos planes.

Ahora Nueva Zelanda, Australia, Indonesia, India, cruzar los Himalayas hacia China y Mongolia y vuelta a su casa en Holanda a través de Europa Central son los objetivos para 2016 y 2017. Suena bien ¿no creéis?

Ford Model T de 100 años 3Dirk ya tuvo 2 Ford antiguos anteriormente, un Model T de 1923 y un Model A de 1928, heredando su pasión por modelos antiguos de Ford de su padre y su abuelo.

Se calcula que Ford construyó alrededor de 15 millones de Model T entre 1908 y 1927 en sus plantas de Estados Unidos, Dinamarca, Alemania, Irlanda, España y Reino Unido. Es considerado una gran ayuda para la movilidad de la época, ya que su coste asequible y su sencillez para poder repararlo con piezas intercambiables.

El Model T de los Regters está propulsado por un motor de gasolina de 3.0 litros y no ha sido modificado. La única modificación que han hecho han sido los neumáticos que son algo mayores para no dañas las piezas de madera. Lo bueno para Dirk es que él puede reparar cualquier problema sin ser un experto en el modelo, como reconoce.

Una gran hazaña que esperemos que puedan completar con éxito y puedan seguir ayudando a los niños con sus campañas de ayuda a lo largo y ancho del planeta. ¡Suerte!

Adrián Osés, Locos del Motor.

Otros artículos de la web

Adrián Osés
Autor: Adrián Osés Apasionado del mundo del motor y la Ingeniería, fundador y editor principal de Locos del Motor.