Hay que cuidar el turbo

¿Quién no ha escuchado que el turbo hay que cuidarlo? Los que apreciáis vuestro vehículo sabéis de que hablamos. Pero no todo el mundo aprecia su vehículo y otra gente simplemente no presta atención a este tipo de cosas.

turboHoy en día una buena parte de los vehículos que circulan en nuestras carreteras disponen de al menos un turbocompresor, y este es una parte fundamental del motor. Además de eso, las averías relacionadas con el turbo son costosas, por lo que interesa mantenerlo debidamente y darle cariño.

Un básico y esencial es el mantenimiento adecuado del vehículo, que obviamente también contribuye a que el turbo no sufra y se mantenga en buen estado. Parece obvio, pero hay gente que no se da cuenta de que el aceite para el motor es como la sangre para el cuerpo humano. Hay que cambiarlo cuando el fabricante recomienda, ¡o incluso antes! Importante la calidad del aceite, a mayor calidad mejor «vivirá» el vehículo. Normalmente los sintéticos tienen mayor calidad y durabilidad. Además del aceite, los filtros se encargan de bloquear impurezas y residuos en su intento de entrar en la mecánica del coche, por tanto la calidad de estos es recomendable que sea óptima. Si son de fabricante oficial mejor que chinos porque lo barato acaba saliendo caro amigos…

turbo-desmontadoLa lubricación en la arrancada es muy recomendable ya que si el aceite no baña los componentes mecánicos, estos sufren grandes esfuerzos de rozamiento que pueden acabar en tragedia a lo largo del tiempo. Es conveniente dejar el motor al ralentí mientras te colocas el cinturón de seguridad, te acomodas y colocas la radio a tu gusto. Hablamos de 1-2 minutos, no más, para que el sistema se lubrique. Como consejo, conviene arrancar siempre con el embrague pisado (no el acelerador) y sin acelerar y dejar que el aceite haga su función antes de emprender la marcha.

turbo-averiaSimilar cuando llegas a tu destino, conviene dejar reposar el motor al ralentí durante unos segundos antes de apagarlo para evitar que tu turbo sufra. Al dejarlo reposar, la turbina se irá enfriando y lubricando de forma adecuada mientras baja de revoluciones. Importante este punto especialmente si has conducido de forma agresiva, ya que el turbo ha sido más exigido que de costumbre. Si detenemos el motor nada más llegar, el turbo seguirá girando por inercia pero el aceite no seguirá lubricando la turbina por lo que se desgastará de forma prematura y provocará la avería en el futuro. Lo más habitual en este caso es que se produzca la carbonización del aceite por la alta temperatura del turbo, ¿que significa esto? La distancia inicial entre las palas del turbo sera 1 mm por ejemplo, pero con la carbonización esta distancia se irá haciendo más pequeña hasta cerrarse e impedir el paso del aire, y después ya sabéis que pasa …nada recomendable para la mecánica del coche y para vuestro bolsillo.

turbo-en-motorExigir al motor en el régimen adecuado de revoluciones, esto quiere decir 2 cosas. Primera, no ir pasado de vueltas ya que el turbo aumentará su desgaste y la potencia desarrollada por el motor será menor que en el régimen de potencia máxima. Y segunda, no exigir al motor desde un régimen muy bajo de vueltas ya que las piezas mecánicas estarán sometidas a sobre esfuerzos. Como consejo en el segundo caso, está bien circular en una marcha larga para reducir consumo, pero si en determinado momento es necesaria una aceleración puntual, conviene reducir marchas para poder tener un régimen de vueltas más adecuado.

 

turbo-al-rojoY por último, no exigir las máximas prestaciones del vehículo si este está todavía frío. Es recomendable dejar que el motor y sus componentes alcancen su temperatura habitual de servicio que suele rondar los 90 ºC dependiendo del modelo. De esa manera, todo estará bien lubricado. A bajas temperaturas el turbo sufrirá mucho ya que la temperatura de los gases podrían alcanzar los 1.000 ºC si se ha exprimido la mecánica. Por tanto hay que cuidar las revoluciones en ese caso y pisar el acelerador de forma suave.

Teniendo estos consejos en mente, el turbo de tu vehículo no te dará problemas y su rendimiento será óptimo. Tu bolsillo no será perjudicado y tendrás coche para rato. Está en tu mano.

Adrián Osés, Locos del Motor.

Otros artículos de la web

Adrián Osés
Autor: Adrián Osés Apasionado del mundo del motor y la Ingeniería, fundador y editor principal de Locos del Motor.