1

Volkswagen T4 Multivan 2.5

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Hoy hablaremos sobre el boom de las VW Bulli, y estas líneas se las dedicaremos a la Volkswagen T4 Multivan, que en los últimos años están en auge, por la gran versatilidad que aportan y dado que para comprarlas nuevas te hace falta vender un riñón (el mercado de segunda mano se dispara).

1En 1990 aparece en el Mercado la cuarta generación de la VW Transporter, manteniendo esta carrocería hasta 2003, recibiendo a finales de 1995 un re-styling dejando un frente mucho más agresivo y redondeado, acompañado de un salpicadero más de coche y no tan de vehículo comercial. Se ofertan motorizaciones 4 cilindros gasolina, diésel y turbo diésel, de la misma manera en 5 cilindros y teniendo la posibilidad de compra de 6 cilindros gasolina en versión VR6. En cuestión de transmisiones era delantera o tracción a las 4 ruedas bajo el nombre de Syncro. 2Le llega la fuerza mediante una caja manual de 5 velocidades o una automática de 4 velocidades. Dentro de las carrocerías también podemos optar por la de batalla corta o larga llevándose 40 cms de diferencia entre ellas, así como la altura, pudiendo elegir con techo alto, que vendría a ser unos 50 cms más alta. A todo esto se posibilita también diferentes versiones con sus diferentes acabados interiores así como algún detalle exterior, serían Transporter, Caravelle, Multivan y California.

3Hoy escribiremos sobre motor más querido y buscado, así como el más vendido (ACV), un motor diésel de cinco cilindros con los cuales empezaría una fama terrible de fiabilidad, fuerza y bajo consumo. Podemos ver por las calles aún circulando con más de medio millón de kms motores de estos. 2500cc turboalimentados con un intercooler ridículo y nefastamente colocado en la parte superior del motor, brindan al conjunto 102cv de potencia con un par máximo de 250Nm que responden suficientemente bien para una conducción normal, vayamos cargados o llevemos el aire acondicionado enchufado. 4Cierto es que estos motores con otra reprogramación u optimización del software rinden notablemente más, no siendo de envidiar la respuesta de un coche normal frente a la de una furgoneta de estas. Pequeñas triquiñuelas como agujerear el caudalímetro con una broca de 2mm hacen una notable diferencia, se le hace un bypass al circuito del aire dentro del caudalímetro y se hace enfriar el hilo caliente de manera más rápida.

5Centrándonos en el modelo que tenemos hoy entre manos, siendo también el que más me gusta personalmente, se trata de una VW T4 Multivan 2.5 102cv manual de 5 velocidades. Gracias a su gran versatilidad se nos amplía un gran abanico de posibilidades. Dos plazas delanteras con apoyabrazos independientes en los dos lados, dos plazas centrales mirando hacia atrás de la misma manera con apoyabrazos y 3 plazas traseras en forma de banco que se convierten en cama utilizando una bandeja del maletero con su colchón correspondiente. Nos sorprende la comodidad del asiento-cama para dormir, gracias a la bandeja del maletero y su colchón podemos dormir a pierna tendida (una ventaja que en su modelo siguiente T5 vendrá como opción de compra y no de serie). 6Con la cama recogida, podemos sacar una mesa del lateral izquierdo y acompañarnos de una luz auxiliar que disponemos en la parte superior. Los ventanas correderas en los laterales nos ayudaran a despejar el olor a tigre si deseamos pasar la noche dentro. Con suerte en algunas versiones veremos calefacciones estacionarias, la mayoría de la marca Eberspächer, también podemos encontrar Webasto, o quizás alguna otra. Esto hace de la furgoneta un lugar como para poder dormir por la noche, con posibilidades de programar horarios y temperaturas según formatos. Al abrir el portón trasero nos encontramos la bandeja con el colchón mencionada y una zona de carga inferior más que suficiente para poner 3 maletas grandes de viaje, siempre podemos utilizar la zona superior también como zona de carga. En el hipotético caso que necesitáramos más espacio, podríamos optar a mover los asientos, incluso a desmontarlos, y con ello se nos convertiría en una auténtica furgoneta de carga.

7Una vez que nos sentamos en el lugar del piloto, tenemos una primera toma de contacto con una posición alta de conducción, con un asiento un tanto blando pero con cierto agarre lumbar que lo hace cómodo para conducir. Una palanca de cambios larga pero con tacto corto y una dirección asistida bastante blanda hacen las maniobras más sencillas. Mecánicamente nos encontramos una furgoneta con buena respuesta, sin ruidos extraños y con una velocidad máxima anunciada de 157km/h, que no nos es necesario probar. A pesar de su peso y altura, es un vehículo que se maneja muy bien en curvas y que además viene equipado con sistema ABS que funciona a la perfección cuando nos encontramos con un firme en condiciones desfavorables. Estos modelos pecan mucho de la válvula N75 que regula la gestión del turbo y en el caso de que falle, notaremos una notable pérdida de fuerza. Otro de los problemas típicos es la bomba de vacío, un sonido a metal similar a casquillos en ralentí le delata, que pisando el freno repetidas veces haremos callar. 8Primero se manifiesta en ruido, después deja de hacer la función de vacío, podemos encontrarnos en algún caso con problemas en el servofreno. El modelo en el que andamos no presenta ninguno de estos fallos. Después de la prueba de conducción nos bajamos con un buen sabor de boca.

Respecto al precio de estos modelos, debido a la crecida demanda de este tipo de vehículos, los precios también han crecido, siempre han sido modelos buscados y pagados, y ahora mismo podemos ver por 10.000 € modelos en buen estado, claro que si nos decantamos por una Transporter sin A/A podemos pagar menos, así como si lo que buscamos es una California….tenemos que soltar unos verdes más para optar a compra.

Raúl Puente para Locos del Motor.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Otros artículos de la web

Adrián Osés
Autor: Adrián Osés Apasionado del mundo del motor y la Ingeniería, fundador y editor principal de Locos del Motor.