Drifting, espectacularidad y dificultad

La modalidad de «Drifting» siempre ha sido, y sigue siendo, muy popular en Japón, y poco a poco se va haciendo fuerte en el resto del mundo. ¿Porqué? Es sencillo, el espectador y aficionado al motor adora el espectáculo y la dificultad.

Drifting Nissan GTR R35 vs Toyota GT86Quizás en países como Estados Unidos tan sólo se fijan en la espectacularidad. Tenemos ejemplos claros como la Nascar o similar en los óvalos peraltados, o incluso las típicas Drag Races con vehículos que como poco pasan los 1.500 CV’s de potencia y levantan sus morros cuando aceleran en línea recta.

En cambio en Europa, y el resto del mundo en general, se admira a quien da espectáculo y gana en competiciones deportivas de gran dificultad. Claros ejemplos son los Rallys, la Fórmula 1 o Moto GP, entre otros.

Pues bien, el Drifting es otra modalidad que asegura espectacularidad y dificultad a partes iguales. Para que os hagáis una idea hoy os traemos un vídeo para ver en pantalla grande y con los altavoces bien sintonizados. Un Nissan GTR R35 de 1.500 CV’s y un Toyota GT86 derrapan a muerte hasta dejar sus neumáticos en las lonas en diferentes lugares y con diferentes cámaras lentas con distintos puntos de vista. ¡Simplemente increíble!

Adrián Osés, Locos del Motor.

Otros artículos de la web

Adrián Osés
Autor: Adrián Osés Apasionado del mundo del motor y la Ingeniería, fundador y editor principal de Locos del Motor.