Diferencias entre 4×4, AWD, FWD y RWD

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Una de los sistemas más importantes de los vehículos es la transmisión, que se encarga de llevar el movimiento generado por la combustión (o ahora otras fuentes de energía) del motor a ciertas ruedas de los vehículos.

Tracción delanteraLa más común actualmente es la tracción delantera o FWD (Front Wheel Drive en inglés), que básicamente consiste en transmitir la potencia del motor al eje delantero. Ejemplo claro el triciclo de un niño donde la potencia de sus piernas es transmitida a la rueda o ruedas delanteras mediante los pedales. Principales ventajas: el sistema más barato por menor necesidad de piezas, mayor espacio interior en el habitáculo y menor energía consumida. Principal problema: el subviraje, que supone que el vehículo se va hacia el exterior de la curva al tomarla a mayor velocidad de la necesaria.

Transmisión 2La siguiente más común es la tracción trasera o RWD (Rear Wheel Drive en inglés), que significa que las ruedas traseras son las que reciben la potencia del motor. Aquí una bicicleta es el claro ejemplo, donde la potencia de las piernas del ciclista es transmitida a la rueda trasera con ayuda de los pedales y la cadena de transmisión. Principales ventajas: el eje delantero tan sólo dirige y frena, mejor manejo y esfuerzo repartido en todas las ruedas. Principales problemas: menor espacio interior por tener el túnel de transmisión al eje trasero y el sobreviraje, que supone que el vehículo gira más de lo que debería y se va de atrás cuando entramos en curva más rápido de lo debido. TransmisiónLos vehículos de carga, alta gama o deportivos suelen llevarla.

El sistema es más caro, pero también hace que los vehículos sean más complicados de conducir sobre todo en condiciones de mal agarre como puede ser en mojado, nieve o hielo. Para combatirlo, el sistema AWD (All Wheel Drive en inglés) es óptimo ya que distribuye la tracción entre ambos ejes y permite ganar en grip y estabilidad.

El sistema 4×4 nos va a permitir decidir y elegir a donde enviamos la potencia del motor dependiendo de la situación u obstáculo que debamos superar. Normalmente es una caja reductora la que se encarga de dar el doble de potencia cuando es necesario, pero tan sólo funciona en velocidades muy bajas. Ideal para vehículos off-road como imaginaréis.

Como veis, es algo a tener en cuenta cuando utilizáis o compráis un vehículo nuevo ya que debemos adaptar nuestra forma de conducción al tipo de transmisión que monte el vehículo si queremos llegar sanos y salvos a destino.

Adrián Osés, Locos del Motor.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Otros artículos de la web

Adrián Osés
Autor: Adrián Osés Apasionado del mundo del motor y la Ingeniería, fundador y editor principal de Locos del Motor.