Lynk & Co, gran debut

En este mundo tan competitivo es muy complicado comenzar un negocio en un mercado repleto de opciones y triunfar en el intento. Es el caso de la nueva marca de automóviles sueca Lynk & Co, que ha vendido nada más y nada menos que 120.414 coches en 2018, todos ellos al mercado chino.

En un espacio de 3 años, la marca sueca ha ido de ser una idea nacida en Gotemburgo (Suecia), a llegar a ser la marca del automóviles de mayor crecimiento a nivel mundial. Para ello la marca ha llegado a abrir un total de 221 concesionarios en China. No está nada mal.

La verdad que tiene gran mérito, no sólo por hacerse un hueco en el duro mercado automovilístico, sino también por hacerlo directamente en el país dónde más vehículos pueden venderse, y trabajando “a la contra”. En lugar de ser los productos chinos los que se extienden a Europa, Lynk & Co ha conseguido extender producto europeo en el gigante asiático.

Lo siguiente ya es dar el salto a fabricar para Europa y en Europa, y la verdad que se lo han montado bien. Primero fabricar para un mercado menos exigente en cuanto a seguridad y calidad del vehículo para poder afianzar la producción, y una vez llegado a un estándar, dar el salto a Europa para intentar competir de tú a tú con los mejores. Otro punto a favor para comprar un vehículo de Lynk & Co es , según el fabricante, que sus vehículos son smartphones con ruedas dada su gran conectividad y dinamismo.

La idea que llevan es diferente a lo que estamos acostumbrados. En lugar de tener miles de combinaciones de equipamiento y un amplio abanico de modelos para elegir, apuestan por modelos más cerrados en opciones con poca diferencia de precio entre básico y tope de gama, y un modelo por segmento. Los concesionarios en realidad son tiendas donde ya están los vehículos a comprar en lugar de encargarlos, y además tienen actividades para el comprador y su familia, como un café-bar, una sala de cine y una zona de juegos para niños.

Los lugares del continente elegidos para su expansión europea son Amsterdam, Berlín, Bruselas, Estocolmo, Londres y Barcelona. Veremos que tal les va.

Para algunos podría ser una marca china, y tener a Volvo como su base de trabajo. En realidad es parte del gigante chino Geely (como Volvo), pero sus productos son desarrollados en Suecia, y pronto serán producidos en Europa también. De momento sólo fabrican en China para abastecer a ese mercado, una estrategia inteligente. Se admiten apuestas de como les va a ir.

Adrián Osés, Locos del Motor.

Otros artículos de la web

Adrián Osés
Autor: Adrián Osés Apasionado del mundo del motor y la Ingeniería, fundador y editor principal de Locos del Motor.