Mikel Azcona WTCR 2019, Ronda 9-Macao

El mundial de turismos llegaba a la cita, a priori, más complicada del campeonato y se ha confirmado. La visita a Macao para la penúltima cita del WTCR 2019 ha dejado las cosas claras para muchos.

El navarro Mikel Azcona afrontaba la cita asiática muy motivado, con ganas de aprender y con opciones de luchar por conseguir una buena posición final en la general. Circuito nuevo para él y «rookie» en la categoría por lo que la presión no recaía sobre sus hombros.

La localización, el circuito urbano Da Guia, tenía la fama de ser «una ratonera» donde en algunas curvas apenas cabe un coche y donde los errores se pagan muy caros pudiendo incluso decir adiós al fin de semana completo. Que se lo digan a algunos pilotos que apenas pudieron rodar por «besar» los guarda-raíles …

El español pudo ver desde el principio que el fin de semana se presentaba complicado ya que para ir rápido en Macao hay que pasar miedo o tener una gran confianza con tu coche que te haga trazar de forma impecable. Sin embargo, las sensaciones de Azcona con su Cupra de PWR Racing en los libres fueron bastante buenas acabando en P9 y P10.

Para los cronometrados, los resultados se mantuvieron en la primera qualy con una P10 prometedora, pero para la segunda no logró pasar de P23. Un golpe le hizo romper el splitter y clasificar en la zona trasera, lo que hacía presagiar pocas posibilidades de acabar en los puntos en las carreras 2 y 3 del domingo.

Sin embargo, no todo salió como Azcona esperaba, que sólo logró puntuar en la carrera 2 con 1 punto gracias a su 15º lugar final. Como era de esperar, el navarro se vio envuelto en luchas, toques y las tradicionales montoneras de Macao que lo dejaron muy atrás y sufriendo para llegar a meta en cada carrera.

Un sólo punto de bagaje final, que dista mucho de los números de varios campeones del mundo que brillaron en este circuito único en el mundo. Muller, Huff y Priaulx por ejemplo, demostraron porque son campeones de turismos, y que siguen teniendo algo especial que les hace estar arriba en «la ratonera» marcando diferencias con el resto.

Macao ha dejado un sabor agridulce al español donde se han visto mezcladas las sensaciones de miedo y diversión. Un circuito muy difícil, donde si no se clasifica bien apenas hay opciones de conseguir un buen resultado, pero mirando al lado positivo del fin de semana, la experiencia adquirida por Azcona es mucha y seguro le ayuda el año que viene.

Para la última cita en Malasia, Michelisz, Guerrieri y Muller pelearán por la corona de este año, y Mikel Azcona luchará con otros 6 pilotos por la quinta posición final y ser el mejor debutante de la temporada. ¡Ánimo Mikel, todos estamos contigo!

Adrián Osés, Locos del Motor.

Otros artículos de la web

Adrián Osés
Autor: Adrián Osés Apasionado del mundo del motor y la Ingeniería, fundador y editor principal de Locos del Motor.