Llantas forjadas

Las llantas son claramente un elemento diferenciador de un vehículo ya que pueden darle un gran cambio de aspecto según las elijamos. Quizás junto con los elementos aerodinámicos pueden marcar la diferencia para comprar un vehículo.

Por eso, cuanto más espectaculares y grandes sean, los vehículos que las montan son más atractivos. Como en todo hay niveles de calidad, y de precio según el proceso y materiales utilizados.

Las llantas forjadas son las más exclusivas y más caras, pero hay una explicación para ello. Se suelen fabricar de forma individualizada, como los supercoches ya que exigen unos niveles de calidad muy altos.

Suelen ser personalizadas para vehículos y clientes que quieren tenerlas en exclusiva o pertenecientes a series limitadas. El proceso parte de un bloque de metal sólido (aleación de aluminio, por ejemplo), que se mecaniza de forma individual en una máquina al efecto (Control numérico de alta precisión o CNC), de manera que se retira el material ‘sobrante’ del diseño en frío, afectando menos a la composición del bloque, ya que los metales no se calientan para adquirir la forma final.

Por este motivo se pueden hacer radios más estrechos, de menor peso, más ligeros y que faciliten mejores prestaciones. Para rematar, y de ahí su alto precio, el bloque de metal suele estar prensado para aumentar la densidad molecular del mismo, de modo que, aunque tenga el mismo espesor o grosor que una llanta fundida, su resistencia es mayor.

Los precios unitarios por llanta pueden alcanzar los 1.000 €, pero si os parece caro o preferís otras formas de fabricación también hay opciones. Se puede fabricar en molde por gravedad, por inyección o por tratamientos térmicos que mejoran las propiedades.

Os dejamos con un vídeo explicativo, pero conviene recordar que las llantas no sólo cumplen una misión estética, sino también pueden mejorar la seguridad y el control del vehículo, o el consumo de combustible, entre otras cosas.

Adrián Osés, Locos del Motor.

Otros artículos de la web

Adrián Osés
Autor: Adrián Osés Apasionado del mundo del motor y la Ingeniería, fundador y editor principal de Locos del Motor.