Ayudas europeas al vehículo eléctrico

Las economías mundiales están en una época muy complicada y el sector automotriz es clave para poder recuperarnos y salir de esto más fuertes que nunca. Por ello, los potenciales clientes deberían poder tenerlo más fácil a la hora de hacerse con vehículos nuevos.

Hay que incentivar que el mercado de la automoción vuelva a ponerse a pleno rendimiento y una de las piezas clave son los vehículos eléctricos o híbridos. Para ello, hay que ayudar en estos tiempos tan complicados que estamos viviendo.

Los gobiernos de toda Europa están ofreciendo ya generosas ayudas para la compra de vehículos electrificados. Aunque las condiciones varían según el país, se pueden conseguir hasta 10.000 € de ayuda, no está nada mal, ¿eh?

Si podemos ahorrarnos tanto dinero, y además reducimos las emisiones la cosa cambia. Podemos sentir que contribuimos a preservar el Medio Ambiente y esto no nos cuesta un ojo de la cara. Si no hay ayudas, siempre será más probable que los clientes no quieran cambiar su vehículo de combustión por uno electrificado.

Las cantidades de las ayudas, son las más altas ofrecidas por los gobiernos del Viejo Continente hasta la fecha. Es una oportunidad histórica que no debemos dejar escapar. Algunos países europeos ya disponían de ayudas para reducir las emisiones y promover la electro-movilidad, pero otros han introducido estas ayudas ahora.

Podemos alcanzar un futuro más limpio y sostenible en nuestro país gracias a los 4.000 € de descuento gracias a las subvenciones del Gobierno o incluso hasta 5.000 € si desguazamos un vehículo de más de 7 años al comprar el nuevo. A esto habría que añadir los beneficios fiscales. Depende de modelos por lo que habría que verlo bien.

En otros países como Alemania se reduce el IVA en un 3%, sumado a los hasta 6.000 € que nos pueden deducir según el modelo a adquirir. Otros como Reino Unido nos reducen hasta 3.000 libras siempre que el precio total del vehículo no sobrepase las 50.000.

En Francia podemos pagar hasta 7.000 € menos si se adquiere el coche para uso privado y hasta 5.000 € si lo compramos para uso empresarial. En Italia se están pensando la cuantía de una nueva ayuda por desguazar el vehículo antiguo de combustión interna que podría facilitar la compra de un vehículo híbrido o eléctrico en hasta 10.000 € cumpliendo una serie de condiciones. Esto sí es una ayuda, la verdad.

Holanda ofrece una rebaja de 4.000 €, mientras que la República Checa puede llegar a descontar hasta 9.000 € por la compra de un vehículo 100 % eléctrico. Los números en el resto de países se mueven en el mismo rango: hasta 6.000 € en Finlandia, hasta 5.000 € en Estonia, hasta 6.500 € en Grecia, 8.000 € en Eslovaquia, la friolera de hasta 10.000 € en Islandia, 6.000 € en Eslovenia y en Austria, etc.

Incluso algunos países como Lituania van más allá y ayudan a los que ya tienen un híbrido o eléctrico desde hace 5 años o menos en hasta 4.000 €. Obviamente las ayudas también son para compras de vehículos nuevos, pero no está de más acordarse de los que ya han optado por opciones de futuro años atrás.

Lo que parece que está claro, es que la apuesta por la movilidad del futuro podrá ser una realidad si los gobiernos apoyan los vehículos eléctricos de verdad, y no sólo de refilón.

Buenas ayudas y publicidad explicativa para cambiar el mundo, sino será complicado.

Adrián Osés, Locos del Motor.

Otros artículos de la web

Adrián Osés
Autor: Adrián Osés Apasionado del mundo del motor y la Ingeniería, fundador y editor principal de Locos del Motor.