Superando a un Fórmula 1

Formula 1 suele ser la competición donde tenemos los mejores pilotos, los mejores equipos, y los mejores coches, aunque hay excepciones. Pero podemos decir que la Fórmula 1 es la cima del automovilismo.

Superar a la Fórmula 1 es complicado, pero se puede. Y hoy os vamos a hablar de un ejemplo de la mano de Volkswagen. Hecho reseñable al que le damos mucho valor, ya que el nuevo Volkswagen ID R 100% eléctrico ha sido capaz de ser más rápido que un Fórmula 1.

Ha sido en el mítico festival de la velocidad de Goodwood (United Kingdom), donde el francés Romain Dumas ha batido el récord de la subida de Goodwood con el ID R. La noticia es que es el tiempo más rápido hasta la historia. Un eléctrico batiendo a vehículos de combustión, y lo más impresionante, batiendo el récord anterior que firmaba el Fórmula 1 de Nick Heidfeld en 1999.

Heidfeld conducía el McLaren-Mercedes MP4/13 de 780 CV’s y hasta ahora nadie había conseguido ser más rápido en los 1,86 kilómetros de recorrido. Dumas ha conseguido bajar el récord en 1,7 segundos dejándolo en 39,90 seconds.

El Festival de la Velocidad es otro de los lugares míticos y bien elegidos por la marca alemana para batir récords, junto con Nurburgring o Pikes Peak, sin duda grandes lugares para enseñar a los demás el poderío del ID R y abrir una puerta más en la batalla eléctrica de cara a los años venideros de cambio.

On the other hand, y para cuestionar el récord, podemos decir que el ID R no se ha batido con los Fórmula 1 actuales, y que el corto y complicado trazado de Goodwood quizás facilite las cosas al ID R más que a Los Fórmula 1, ya que hay muchas curvas y no hay margen de error ni anchura de pista como en los circuitos habituales de competición.

En cualquier caso, el récord es digno de admirar, y estamos deseando ver al ID R contra otros vehículos en diferentes trazados de competición para ver realmente donde está.

Adrián Osés, Locos Engine.

Other items from the web

Adrián Osés
Author: Adrián Osés Motorsport enthusiast and Engineering, founder and editor of Mad Engine.