And anyone can have a Formula 1

Yes, so is, as you can read in our post title. From practically and, anyone can get hold of a Formula 1. It may sound misleading, but is not.

It is relatively easy to see former World Rally Cars, turismos de competición o incluso motos antiguas de Superbikes en manos de pilotos aficionados que participan en subidas de montaña o tandas en circuitos. Lo que no se ven son Fórmula 1 en manos de particulares. Quizás por el montante económico que conllevan, o porque no hay opciones de utilizarlos para competir, pero esto va a cambiar.

La empresa TDF se encarga de restaurar, mantener y dar soporte a la mayoría de coches de Fórmula 1 de la historia una vez han dejado de ser parte del mundial de la especialidad. Estos coches suelen utilizarse por los propios equipos para hacer tests o para exhibiciones, y prefieren que sea otra empresa la que los gestione.

Incluso a veces, equipos privados se hacen con ellos y TDF actúa de consultor y desarrollador para ellos. TDF está formado por antiguos ingenieros de Fórmula 1, por lo que es una garantía de hacer las cosas bien.

El TDF-1 ya está disponible para hacer pedidos y supone una gran experiencia para quien se haga con una unidad ya que da la oportunidad de tener un Fórmula 1 moderno. Sólo hace falta tener o alquilar un circuito para sacarle partido y disfrutar del F1 que tiene como base el chasis del Marussia 2011 o del Sauber del 2012. El resto de componentes mecánicos han sido desarrollados por TDF.

La oportunidad además es más barata que los Fórmula 1 actuales, y TDF dice que la fiabilidad y manejabilidad del monoplaza superan a los Fórmula 1 de la actualidad para garantizar el máximo disfrute a quien decida hacerse con uno.

600 CV's power, 6 velocidades y 4 cilindros turboalimentados para hacer sentir las sensaciones que han vividos los pilotos profesionales de los últimos años del gran circo. Also, los settings del volante se han simplificado para que quien ose comprar un TDF-1 sólo se centre en disfrutar. Tendrá que tener cuidado con la inmensa potencia rápida y las fuerzas que se generan. Habrá que pensar en entrenar el cuello y demás músculos también, no es broma.

La idea de hacerse con uno la verdad es que es llamativa, y quizás los supercoches pasen a segundo plano en alguna lista de deseos relacionadas con el motorsport a partir de ahora

Adrián Osés, Locos Engine.

Other items from the web

Adrián Osés
Author: Adrián Osés Motorsport enthusiast and Engineering, founder and editor of Mad Engine.