couleurs de plaque d'immatriculation

Il est assez fréquent de voir des plaques d'immatriculation de différentes couleurs avec seulement fixe de temps en temps dans le trafic, mais la plupart des gens ne savent pas chaque moyen de couleur.

Aujourd'hui, nous allons expliquer les différences et que vous aviez-vous pas les frais de scolarité jeu commencerez à voir bleu, verdes o rojas cada dos por tres (incluso alguna otra). Las identificaréis rápidamente y seguro que os saldrá explicar a vuestros amigos el porqué del color. Después ellos lo comprobarán con el señor Google, como suele pasar hoy en día

Como sabemos todos, las matrículas son de obligado uso en todo vehículo a motor, y además existen variantes según el uso del vehículo o incluso según a quien pertenezca (por ejemplo vehículos del Ejército o Policía).

Para ver las diferencias entre los distintos tipos, vamos a diferenciar en primer lugar las matrículas permanentes y las provisionales de colores azul, verde y rojo. En el bloque de las permanentes tenemos:

  • Azules: taxis y vehículos VTC deben usan matrícula de fondo azul y letras/números en blanco en la parte trasera del vehículo. Aussi, el personal diplomático de organizaciones internacionales las usan con las letras OI al inicio.
  • Verdes: fondo verde y caracteres en blanco para oficinas consulares con las letras CC al inicio.
  • Rojas: diplomáticos, cónsules y altos funcionarios llevan placas de fondo rojo y caracteres en blanco con las letras CD al inicio. También tendrán estos colores las placas de remolques o semi-remolques de camión con MMA superior a 750 kg.

En cambio en cuanto a matrículas provisionales tenemos:

  • Azules: no hay provisionales.
  • Verdes: se utilizan para vehículos nuevos de origen extranjero a la espera de matriculación definitiva y hay distintos tipos según su finalidad y duración de la provisionalidad
  • Rojas: las placas rojas provisionales pueden estar en vigor hasta 12 meses y se utilizan para 3 casos diferentes. Vehículos matriculados en situación de baja temporal por transmisión (letra V al inicio), vehículos de importación no matriculados en nuestro país y que están a la espera de trámite (letra S al inicio), y vehículos cuyo fin son las pruebas técnicas o ensayos de investigación como los que suelen usar los fabricantes de automóviles o componentes por ejemplo (con letras FV al inicio). La validez de estas matrículas se puede ver en la parte derecha con el mes y el año.

También existen otras matrículas que ya no podemos diferenciar entre definitivas y provisionales. Estas son:

  • Vehículos históricos: matrículas con mismo color de fondo y caracteres que las matrículas habituales, pero con una H al inicio, 4 números en el centro, et autres 3 letras al final de la placa.
  • Matrículas amarillas de fondo: para ciclomotores de hasta 50 centímetros cúbicos y para vehículos de técnicos y administrativos diplomáticos con las letras TA al inicio.
  • Vehículos especiales: placas con fondo blanco y caracteres en rojo. Con la letra E al inicio, 4 números a continuación y 3 letras al final. Destinadas para vehículos agrícolas y maquinaria de obras.
  • Vehículos del estado: con fondo blanco y caracteres en negro como las habituales, pero representando a que organización pertenecen al inicio de la placa. Por ejemplo Guardia Civil (PGC al inicio), Ministerio de Medio Ambiente (MMA al inicio), o Ejército de Tierra (ET al inicio), entre autre.
  • Matrículas turísticas: para personas residentes en otros países pero que vienen a España de vacaciones. Esta es rara y muy complicada de ver, pero las hay.

Como veis la variedad es muy amplia, y aunque no nos hayamos fijado hay muchas variantes a las placas habituales en los vehículos particulares. Ahora ya no podréis decir que no sabéis porque algún vehículo lleva placas no habituales. Sí o sí habrá matrículas en las que fijarse, sino algo raro ocurre y estaréis ante un más que probable delito.

Adrián Osés, Locos moteur.

Autres articles sur le web

Adrián Osés
Auteur: Adrián Osés passionné de Motorsport et Ingénierie, fondateur et rédacteur en chef de Mad Engine.