La fièvre e-Racing

En ces temps où nous ne pouvons pas sortir dans la rue et les compétitions de chaque modalité ne peuvent pas être organisées, nous devons continuer à nous entraîner et à investir notre temps dans des activités qui nous divertissent.

Les pilotes et les fans ont du mal car la vie sans course devient difficile, pero existen alternativas y alguna de ellas se está poniendo muy de moda. Nos referimos al e-Racing, o lo que es lo mismo carreras gracias a Internet y las nuevas tecnologías desde tu propia casa.

Para los pilotos el e-Racing supone el seguir entrenando en las pistas y con sus vehículos. Aunque al ser de manera virtual no sea lo mismo, pueden trabajar en memorizar los circuitos y mejorar sus tiempos. No está nada mal teniendo en cuenta que lo pueden hacer desde sus asientos de simulación pero en casa. No pierden su feeling con el vehículo y se mantienen activos.

Para los aficionados, hay dos grandes ventajas. La primera que pueden seguir las competiciones de e-Racing en directo como las carreras habituales de cualquier modalidad. La verdad que se ve todo muy real y las carreras son claro reflejo de la realidad en cuanto a competitividad. Es un gran entretenimiento. La segunda gran ventaja es que los propios aficionados pueden tomar parte en las carreras de e-Racing y competir contra cualquiera que ose desafiarnos, e incluso contra los pilotos profesionales. Es una gran manera de compararse con nuestros ídolos. Incluso si somos rápidos, podemos aprender de las trazadas y referencias de frenada de nuestros ídolos.

No todo son puntos positivos, ya que también es necesaria cierta inversión para poder disfrutar del e-Racing en nuestras casas. Para los pilotos quizás esto no sea un problema ya que los equipos o patrocinadores no suelen tener problema en facilitarles un buen simulador, pero para cualquiera de nosotros no es tan sencillo. Los simuladores top pueden rondar los 30.000 € lo cual es una inversión excesiva, pero si lo miramos bien podemos tener un buen equipo de simulación por 1.500-2.000 € que ya son cifras más asumibles (aunque tampoco tan asequibles).

Los rallys y carreras de e-Racing son intensas y que no permiten el más mínimo error si queremos tener opciones de quedar entre los mejores. Algunos eventos duran bastante, incluso días, por lo que debemos entrenar y estar preparados para eventos largos en los que apenas se puede parpadear. Se intenta que se parezcan a los eventos reales, como por ejemplo hacer rallys de 3-4 días y carreras con sus entrenamientos libres, entrenamientos cronometrados y sus carreras de larga distancia.

Con el tiempo que estamos teniendo libre estos días y con lo que nos gustan tanto el motorsport como la simulación del mismo, la opción de participar en e-Racing es una de las que se nos ocurren para combatir al Covid-19. La más importante es el tiempo con la familia, pero en los descansos, el e-Racing es la mejor opción que podemos elegir.

Adrián Osés, Locos moteur.

Autres articles sur le web

Adrián Osés
Auteur: Adrián Osés passionné de Motorsport et Ingénierie, fondateur et rédacteur en chef de Mad Engine.