Il mondo dei vinili

Vinyls sono un'opzione da considerare per le auto, come possiamo dare molti vantaggi per i veicoli di produzione e sono la base per la pubblicità in concorrenza.

I produttori spesso danno una garanzia media tra 5 e 7 anni se mettiamo la nostra vinile dell'automobile, ya sean parciales, o que cubran la carrocería completa de nuestro vehículo. Os preguntaréis si es fácil colocarlos, y la respuesta es que depende del tamaño.

Un punto a favor es que podemos retirarlos de forma sencilla sin dañar la carrocería, por lo que si nos aburrimos de ciertos dibujos o colores, la solución es rápida y sencilla.

D'altronde, los costes son mucho menores que si volvemos a pintar el vehículo. Además la carrocería queda protegida frente a las condiciones meteorológicas y pequeños roces, y podemos personalizar lo que nos de la gana de forma parcial (ejemplos de ambulancias y vehículos policiales) o global (ejemplos vehículos de competición).

Los hay de diferentes tipos, y el proceso es sencillo aunque mejor si lo dejáis en manos de especialistas porque hay que tener en cuenta algunas temperaturas y tiempos que son importantes para que la calidad del trabajo sea óptima. comunque, os dejamos un vídeo para que os hagáis una idea. Siempre será más barato que pintar:

Hay que tener en cuenta formas de lavado y tener algo de cuidado con los vinilos, pero una vez colocados y adheridos, pasan a formar parte del vehículo de forma permanente hasta que decidamos retirarlos. En competición suelen colocan nuevos patrocinadores o cambiar ciertos colores, por lo que estos trabajos suelen ser los más vistosos. Atentos al vídeo de colocación de vinilos en un Toyota Camry de Nascar:

Queda claro que mejor que los hagan especialistas ya que se necesita meticulosidad y paciencia para dejarlo perfecto, así que no recomendamos que si pensáis hacerlo vosotros, que sea en una pequeña zona del coche.

Adrián Osés, Locos Engine.

Altri articoli dal web

Adrián Osés
Autore: Adrián Osés Appassionato di Motorsport e Ingegneria, fondatore e direttore di Mad Engine.