Los diésel pueden ser divertidos

Todo «petrolhead» no tiene duda alguna entre diésel o gasolina. Los diésel son «aburridos» de conducir, sin emociones, pero no siempre es así. Por ejemplo, en ciertas competiciones como las 24 Horas de Le Mans los diésel no tenían opción y nadie apostaba por ellos, pero en los últimos años se ha demostrado que sí…