¿Porqué el Sandero es un superventas?

Este ya pasado año 2020 ha sido un gran desastre para la industria automovilística a nivel mundial, en gran parte impactada de forma directa por la pandemia del Covid-19.

La mayoría de fábricas tuvieron que parar durante semanas, y el ritmo de producción no ha sido de “full capacity” en una gran mayoría de ellas. Aunque en realidad el problema no ha estado en las fábricas, sino en los concesionarios, que han visto como los clientes se han reducido de forma considerable.

Ante la gran incertidumbre que provoca no tener claro el futuro cercano, es normal que la gente prefiera guardar su dinero (si es que lo tiene) o directamente ha perdido la capacidad de poder comprarse un vehículo nuevo debido a causas diversas como la pérdida del trabajo.

Por tanto, el modelo económico de muchas familias ha cambiado, o va a cambiar en breve, y lo de comprar un coche que te de estatus ante la sociedad o que tenga de todo para disfrutarlo quizás se esté perdiendo. Lo dicen los números del 2020. El Dacia Sandero ha sido el coche más vendido en nuestro país y en muchas comunidades por delante del hasta ahora líder en esta categoría en los últimos años, el SEAT León.

Hay que comentar que el Sandero y el León están muy igualados, y después y a gran distancia hay gran variedad de modelos con números muy similares (Nissan Qashqai, Ford Focus, Renault Clio, Ford Puma, Hyundai Kona, Hyundai Tucson, Peugeot 308, Toyota Corolla, Opel Corsa, etc).

¿Qué nos indican estos datos? Las preferencias de los españoles están muy claras entre los 2 modelos superventas, con gran cuota de mercado. En cambio, el resto de modelos no llega a desmarcarse y la competencia es muy feroz. La rivalidad León-Sandero promete ser voraz en los próximos años a no ser que los modelos ya existentes o algún nuevo lanzamiento lo impidan.

¿La gran pregunta es porque el Sandero está tan arriba? La realidad es que el Dacia Sandero puede adquirirse por un precio de 6.600 €, la mitad o incluso menos que el SEAT León aproximadamente y el resto de competidores, y eso es todo un punto a su favor.

También tiene unos estándares de calidad que han ido mejorando con el paso de los años de la mano de Renault. La fiabilidad también es buena según los datos de averías, de hecho, Dacia ofrece garantía de 3 años o 100.000 kilómetros.

Los costes de mantenimiento también son bajos en comparación con el resto de marcas, con lo que, en global, Dacia es una marca cuya relación calidad-precio es muy buena. Sobre todo, por el imput del precio, que no tiene rival. Las calidades son mejorables, pero en realidad son correctas dado el nivel mínimo exigible a un coche de este valor.

Además, este duro golpe de realidad que nos ha dado el covid-19 nos ha enseñado qué es realmente importante, y un vehículo no deja de ser algo que nos puede llevar a diferentes sitios, pero eso es todo. La salud, la familia y el bienestar deben estar por encima de los bienes materiales, y eso es otro gran punto a favor de la marca rumana y su vehículo de menor tamaño.

Conclusión, Dacia es una gran opción si satisface tus necesidades a la hora de comprar un vehículo. No deberías comprar uno si haces 50.000 kilómetros al año o si transportas gente como un taxi por ejemplo, pero si lo que necesitas es un medio de transporte funcional, el Sandero es una gran apuesta, como gran parte de nuestro país comparte.

Adrián Osés, Locos del Motor.

Otros artículos de la web

Adrián Osés
Autor: Adrián Osés Apasionado del mundo del motor y la Ingeniería, fundador y editor principal de Locos del Motor.