P1800 Cyan cruzando en Suecia

Antes de que un producto nuevo salga a manos de los clientes hay que asegurarse de que es seguro y va a complacer las necesidades del cliente final y para ello hay que realizar pruebas satisfactorias. A veces, estos test implican diversión de quien los realiza y os vamos a enseñar un caso muy claro.

Los ingenieros de Volvo se fueron al norte de Suecia para probar su nueva joya que combina pasado y presente y saca lo mejor de ambas épocas, el Volvo P1800 Cyan. El escenario de película. Lagos helados y carreteras sobre nieve y hielo, con sus respectivos bancos de nieve característicos del Rally de Suecia del WRC.

Escenario ideal si te gustan los 20 grados bajo cero y las condiciones invernales. Condiciones desafiantes para un gran equipo que ha conseguido fabricar un vehículo fácil de conducir a pesar de ser llevado al límite en estos tests. Según Volvo, conduciendo el P1800 Cyan, no se nota mucho la diferencia entre condiciones de circuito, nieve y hielo, o una carretera revirada, y siempre se controla el coche sin problemas.

Podríamos decir que este modelo es una vuelta a las condiciones básicas de antaño, pero en una época moderna como la actual. Sin aprendizaje electrónico ni ayudas a la conducción, pero con sonido de antaño y con cambio manual.

A tener en cuenta los menos de 1.000 kilogramos de peso total del P1800 Cyan y la rápida respuesta del motor que recuerda a la de los super deportivos actuales. Volvo ha conseguido que el balance del chasis permita al conductor divertirse como un niño. Atentos al vídeo que lo confirma. Vaya cruzadas al puro estilo escandinavo:

Habrá que ir pensando en probar esta joya sueca ya que promete tanto por su rendimiento como por el concepto que han fabricado en el país escandinavo. ¡Nosotros nos lo apuntamos!

Adrián Osés, Locos del Motor.

Otros artículos de la web

Adrián Osés
Autor: Adrián Osés Apasionado del mundo del motor y la Ingeniería, fundador y editor principal de Locos del Motor.