Estrés post-covid al volante

Estamos viviendo algo que nunca antes se había vivido y nos está afectando a todos en mayor o menor medida. Vamos adaptándonos, y parece que las cosas van volviendo a la “nueva normalidad” lentamente.

También en lo relativo al mundo del motor. Parece que los campeonatos ya van siendo más como eran hace un par de años, y podemos ir volviendo a los circuitos con aforos limitados de momento, aunque las autoridades prometen aforos completos en pocos meses, ojalá sea así.

Ocurre lo mismo en las carreteras, donde hubo unos meses sin apenas vehículos en tránsito debido a los confinamientos severos y el parón general que hubo que todo el mundo. Ahora prácticamente todo se ha restablecido y volver a lo que había antes del covid-19 puede provocar stress dado todo lo ocurrido hasta el momento.

Vuelven los grandes atascos interminables en las grandes ciudades, y claramente producen stress o ansiedad como lo hacían antes de la pandemia. No queda otra que tener paciencia y asumir que van a ocurrir. Siempre se pueden buscar rutas alternativas o intentar adaptar horarios intentando evitar horas punta en ciertos lugares.

Es probable que suframos retrasos a la hora de llegar a nuestro destino y el stress nos ataque, pero hay que tomárselo con filosofía y avisar de que llegaremos tarde, pero estamos en perfectas condiciones, para que nadie se alarme.

El hecho de que todo vaya volviendo a ser como antes implica que las carreteras se empezarán a ocupar más, y teniendo en cuenta el estado de aislamiento continuo en el que hemos estado, para muchos será cuanto menos raro lo de tener tantos vehículos alrededor. Tranquilos que el resto de conductores y conductoras, no pueden contagiarnos desde dentro de sus vehículos. Nos iremos haciendo poco a poco, como posible solución siempre podemos intentar dejar de lado las grandes carreteras y viajar por rutas más locales.

También hay gente a la que volver a conducir tras tanto tiempo sin usar su vehículo le provoca cierto stress. La falta de práctica provoca falta de confianza en uno mismo y aparecen los miedos, y no sólo en uno mismo, sino también aparece el temor a que los demás estén igual que nosotros. Ante esto, precaución para ir recobrando sensaciones y liberando nuestro cerebro de posibles tensiones.

Trabajar en casa o estar sin trabajar es lo que le a ha tocado a mucha gente, y para todos ellos no será fácil volver a la vida normal con sus vehículos, pero con paciencia y colaboración de todos, podemos volver a como estábamos en Febrero de 2020 de forma segura. Importante no estresarse (o al menos lo menos posible), ya que no nos da nada positivo y por el contrario influye de manera muy negativa en todos los aspectos de nuestras vidas.

Ya se ve la luz al final del y entre todos parece que estamos venciendo, así que debemos seguir así para poder disfrutar de la vida seguros como no hace tanto. Por supuesto que también de nuestras pasiones como el mundo del motor.

Adrián Osés, Locos del Motor.

Otros artículos de la web

Adrián Osés
Autor: Adrián Osés Apasionado del mundo del motor y la Ingeniería, fundador y editor principal de Locos del Motor.