Volante real y virtual

Hoy en día se tiende a diseñar elementos que puedan usarse en diferentes situaciones y así poder ahorrar costes y otros elementos. Para que todos entendáis a que nos referimos os vamos a poner un ejemplo claro.

Los que tengas hijos lo entenderéis rápidamente. En lugar de tener que comprar varios carritos o sistemas de sujección y transporte del bebé, es posible comprar sólo un sistema que te ahorra comprar otros. Por ejemplo, se puede comprar un carrito para varios años de la criatura que permite ahorrarte la silleta del coche. El carrito es capaz de ser colocado como silleta, además de carrito. Así, te ahorras la silleta del coche.

En automoción se está tendiendo a hacer lo mismo. Usar la misma base del vehículo para mismos vehículos equivalentes. Ejemplo, el Grupo Volkswagen usa el mismo chasis para el Volkswagen Polo, El Skoda Fabia, El Audi A1 y el SEAT Ibiza. Otras veces, se fabrican unos pocos modelos de cajas de cambios por ejemplo, y se usan indistintamente en diferentes modelos de las marcas. Podemos seguir, pero seguro que la idea ha sido captada rápidamente por todos.

Otro gran punto de posible ahorro son los volantes, incluso entre el mundo de la competición y el de la simulación. Bentley, con su proyecto del intento de récord en la subida al Pikes Peak con su Bentley Continental GT3 Pikes Peak, y Fanatec, uno de los más aclamados fabricantes de productos de simulación, se han unido para dar un paso más hacia la reducción de costes y la polivalencia o flexibilidad.

Tanto Bentley como Fanatec han presentado su última gran creación. Un volante capaz de ser la pieza clave tanto en el GT3 Pikes Peak como en una estación de simulación.

Muy interesante el enganche rápido del que dispone para poder retirar el volante del Continental GT3 o de la estación de simulación de manera rápida y sencilla. Fabricado en fibra de carbono y magnesio para asegurar que es ligero y de gran precisión para el piloto real y virtual.

La verdad es que viendo el vídeo y las imágenes dan ganas de subirse al Continental GT3, o al menos a un buen simulador para disfrutar como un niño. Con un volante como ese, mucha gente sería más que feliz, sobre todo si no se sabe cuanto puede llegar a costar:

Adrián Osés, Locos del Motor.

Otros artículos de la web

Adrián Osés
Autor: Adrián Osés Apasionado del mundo del motor y la Ingeniería, fundador y editor principal de Locos del Motor.