Volvo V40 11

Volvo V40, un Volvo (y coche) distinto al resto

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

El V40 es un modelo reciente y “futurista” de Volvo, que definitivamente deja de lado las lineas rectas que solía utilizar y presenta coches con formas más actuales y agresivas.

Este modelo destaca por el bajo consumo y el equipamiento relacionado con la seguridad que puede tener. Además de elementos más o menos frecuentes como la detección de obstáculos en el ángulo muerto y la alerta por cambio involuntario de carril, tiene de serie un airbag para proteger a un peatón en caso de atropello —se despliega sobre parte del parabrisas y los pilares del mismo— y un sistema capaz de evitar choques actuando sobre los frenos.
Volvo V40 3Actualmente se puede elegir entre tres versiones Diesel —D2 de 114 CV, D3 de 150 CV y D4 de 190 CV— y dos de gasolina —T4 de 179 CV y T5 de 254 CV—.

La versión D4 con motor Diesel de 177 CV ha sido reemplazada en julio de 2014 por otra con 190 CV. El de 190 CV es de cuatro cilindros y 2 litros de cilindrada mientras que el de 177 CV, aunque comparte cilindrada, tiene un cilindro más. El actual tiene un consumo medio de 3,3 l/100 km, 1l/100 km menos que el motor al que sustituye. Es complicado encontrar mejores números de consumo, por lo que el trabajo de Volvo es muy meritorio.

En otoño de 2012 Volvo puso a la venta dos versiones del V40; una, —llamada «Cross Country»— con pequeñas adaptaciones para circular fuera del asfalto con mayor facilidad y otra, con una estética más «deportiva» llamada «R-Design».

Todas las versiones llevan de serie una caja de cambios manual de seis velocidades, a excepción de la de gasolina T5 de 254 CV, que tiene uno automático de convertidor de par («Geartronic»). Éste es opcional para las versiones Diesel D3 y D4. Además, las variantes T4 de 179 CV y D2 de 114 CV pueden llevar una transmisión automática de doble embrague («Powershift») de seis relaciones.

Todas las versiones tienen motores de cuatro cilindros en línea, salvo la D3 que es de cinco. El motor de gasolina T4 de 179 CV y el Diesel D2 de 114 CV tienen 1,6 litros de cilindrada, mientras que los tres restantes —D3, D4 y T5— tienen 2,0 litros. Todos tienen un sistema de parada y arranque automático del motor en las detenciones.

El precio de partida es de 23.590 €, para la versión D2 de 114 CV— es menor que el de sus principales alternativas, que son el Audi A3, el BMW Serie 1 y el Mercedes-Benz Clase A. El Volvo V40 con motor Diesel D3 de 150 CV está disponible desde 27.130 €, un precio entre 680 y 2770 € inferior al del BMW 118d de 143 CV, el A3 2.0 TDI de 150 CV y el Clase A 200 CDI de 136 CV.

Volvo V40 4Es un motor con un consumo homologado muy bajo (3,4 l/100 km), aunque hay otros modelos que consumen algo menos como el Peugeot 308 1.6 BlueHDi de 120 CV (3,1 l/100 km), el Volkswagen Golf BlueMotion 1.6 TDI 110 CV (3,2 l/100 km), el Audi A3 1.6 TDI ultra de 110 CV (3,2 l/100 km) o el SEAT León 1.6 TDI Ecomotive de 110 CV (3,3 l/100 km).

Hay seis niveles de equipamiento: «Básico», «Kinetic», «Momentum», «Summum», «R-Design Kinetic» y «R-Design Momentum». El primero es específico de la versión Diesel D2 de 114 CV. Los dos últimos suponen ligeros cambios en el exterior y el interior. En todos ellos el airbag para peatones, el capó activo y el sistema de frenado automático —«City Safety»— son de serie.

En caso de atropello, el capó se eleva en la zona más próxima al parabrisas, creando un espacio de protección entre la chapa y el motor y permitiendo que se despliegue el airbag sobre el parabrisas y los pilares. Este sistema permanece activo entre 20 y 50 km/h.

El sistema «City Safety» trata de evitar los choques por alcance si la diferencia de velocidad con el obstáculo es de hasta 15 km/h y reduce las consecuencias del mismo si es entre 15 y 50 km/h. Para que este dispositivo detecte peatones además de vehículos, hay que adquirirlo la opción denominada «Pedestrian detection».

Es novedoso el empleo de los radares traseros para advertir que se acerca otro coche al salir de un aparcamiento en batería. También puede tener un sistema de aparcamiento automático capaz de aparcar el coche sin que el conductor accione el volante. Para ello, tan sólo necesita un hueco 1,2 veces mayor que la longitud del coche.Volvo V40 2

La función de aviso automático en caso de accidentes «Volvo On Call» permite descargar una aplicación para teléfonos móviles de última generación con varias funciones, como localizar el vehículo en un mapa que se muestra en la pantalla del teléfono, abrir o cerrar las cerraduras de las puertas, iniciar el precalentamiento del motor mediante un calefactor externo —es habitual en algunos coches que se comercializan en climas muy fríos—, acceder a la información del ordenador de viaje o recibir un aviso en el teléfono si salta la alarma del vehículo.

Opcionalmente está disponible un sistema multimedia con una pantalla táctil de siete pulgadas denominada «Sensus Connected Touch». Ésta tiene la particularidad de que puede manejarse con guantes, lo que puede ser útil en climas fríos. El sistema multimedia puede vincularse a un dispositivo móvil y conectarse a internet usando la tarjeta de datos.

Una buena opción que compite contra Audi, BMW o Mercedes de tú a tú.

Adrián Osés, Locos del Motor.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Otros artículos de la web

Locos del motor
Autor: Locos del motor Administrador del sitio web www.locosdelmotor.com