Arrancadas diésel con mucho frío

Parece obvio decir que cuando un motor sufre más es en la arrancada ya que el paso de parado a trabajo normal suele costar. Hay muchos rozamientos que vencer, a parte de diferencias de temperaturas y condiciones de los componentes de la arrancada.

Audi R8Una vez en marcha, por mucho que se le exija no hay nada que una buena mezcla de combustible no pueda hacer para que el motor alcance las revoluciones y potencia que le pidamos.

Las condiciones atmosféricas son el gran enemigo de los motores. Tanto el frío extremo como el calor extremo ponen a prueba a los motores, que lo tienen más complicado para arrancar, y de eso hablaremos hoy.

Los diésel necesitan de más esfuerzo para arrancar y ya si las temperaturas son gélidas como en algunas partes del mundo la cosa se pone fea. Hoy os traemos un vídeo con ejemplos de arrancadas (o al menos intentos de arrancadas) en condiciones muy extremas de frío. Audi Q2Diferentes modelos se las ven y se las desean para vencer la fuerza necesaria para arrancar el motor. Temperaturas de hasta -40 ºC hacen que los componentes se congelen y la tarea se vuelva poco menos que imposible.

Ni que decir tiene que la tecnología obviamente ha ayudado a minimizar estos problemas y los antiguos calentadores ya son otra cosa en la actualidad, además de que existen otras ayudas que hacen las arrancadas en frío extremas más «suaves».

Por eso es importante proteger tu vehículo de las inclemencias del tiempo cuando sea posible, sobre todo ahora durante el duro invierno. Él te lo agradecerá y verás los resultados en tu bolsillo a largo plazo.

Adrián Osés, Locos del Motor.

Otros artículos de la web

Adrián Osés
Autor: Adrián Osés Apasionado del mundo del motor y la Ingeniería, fundador y editor principal de Locos del Motor.