Quien no tiene un Rolls-Royce es porque no quiere

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Hay ciertas marcas de automóviles que no tienen modelos que un ciudadano medio o incluso rico pueda permitirse. Tan sólo unos pocos tienen suficientes ceros en sus cuentas como para poder permitirse ciertos automóviles de lujo.

Rolls-Royce SRH fábricaEstamos pensando en marcas como Bentley, Bugatti, Ferrari, Aston Martin, Lamborghini o Rolls-Royce, entre otros. No sólo es que no tengan modelos más asequibles, sino que también al comprar uno de estos también hay que tener el resto de gastos en cuenta, y ninguno de ellos son baratos.

Pero, si realmente queréis adquirir uno de estos súper coches de lujo quizás haya una oportunidad, y no hace falta tener carné de conducir para llevar uno de ellos. ¿Suena extraño no es así? Pues bueno aunque tampoco son baratos, si se pueden comprar con unos pocos ahorros.

Rolls-Royce SRH comparaciónAsí que como decía nuestro título de la entrada de hoy, quien no tiene un Rolls-Royce es porque no quiere. Este modelo en concreto se conoce por SCH (Saint Richard’s Hospital Car) y además tiene detrás una buena causa. Los niños que estén esperando para ser operados en un hospital de Chichester (Reino Unido) podrán manejar un Rolls-Royce SCH por los pasillos del hospital para reducir los niveles de estrés. Una gran idea que estará muy bien preparada con varios “vehículos de lujo” y los pasillos del hospital bien acondicionados y señalizados para dicho fin.

A parte de vender lujo también se puede vender ilusión y buenas vibraciones para los momentos más duros de la vida, especialmente la de los niños.

Adrián Osés, Locos del Motor.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Otros artículos de la web

Adrián Osés
Autor: Adrián Osés Apasionado del mundo del motor y la Ingeniería, fundador y editor principal de Locos del Motor.